¿Qué tal darle una oportunidad entre las recetas de gelatinas a la receta de gelatina de leche condensada con fresas? Tal vez hasta el momento usted ni siquiera se ha planteado preparar este tipo de plato, pero le podemos asegurar que le va a encantar.

Receta de gelatina de leche condensada con fresas

Ninguna persona va a poder resistirse ante esta gelatina de leche condensada rellena de fresa, se trata de un postre ideal.

Receta de gelatina de leche condensada con fresas

Ingredientes de la receta de gelatina de leche condensada con fresas

  • Cuatro tazas de agua caliente.
  • Dos sobres de grenetina hidratada y fundida.
  • Un sobre de gelatina de fresa.
  • Una taza y media de fresas cortadas según el molde. Lavadas y desinfectadas.
  • Dos tazas de leche condensada.
  • Una taza de leche evaporada.
  • Dos tazas de leche.
  • Seis sobres de grenetina hidratada y fundida.
  • Cantidad suficiente de fresas y de menta para la decoración.

Preparación de la receta de gelatina de leche condensada con fresas

  • Es necesario empezar por disolver el sobre de gelatina de fresa en el agua caliente para añadir la grenetina. Se debe mezclar muy bien todo lo anterior.
  • Puede pasar a verte un cucharón en un molde redondo de 10 cm de diámetro para refrigerar hasta que cuaje-
  • Ubique las fresas sobre la gelatina cuajada para verter el resto de la gelatina de fresa. Es muy importante refrigerar hasta que cuaje. Desmolde y reserve.
  • Pase a calentar la leche con la leche condensada, leche evaporada y grenetina.
  • Mezcle muy bien todos los ingredientes para que no vayan a quedar grumos. Enfríe a una temperatura ambiente vigilando que no cuaje.
  • Pase a verter dos cucharones de gelatina de leche en un molde redondo de unos 20 cm de diámetro. En este momento tiene que refrigerar hasta que cuaje.
  • Coloque la gelatina de fresa sobre la gelatina de leche para verter el resto de la gelatina hasta conseguir cubrir y refrigerar hasta que cuaje en su totalidad.
  • Lo siguiente por hacer es desmoldar y decorar tanto con las fresas como la menta.

Una recomendación para la presentación de este plato es decorar con las fresas y acompañar con tisana o té. Recuerde que la fresa es un tipo de fruta ácido, por lo cual se necesita de un poco más de grenetina, lo cual va a garantizar un poco más de fuerza a la gelatina y también evita que se pueda cuajar.