La tarta de manzana o apple cake es una receta tradicional en todo el mundo. Su consumo está tan extendido por la facilidad de su elaboración y lo rica que está. Además la mayoría de los sitios de comida rápida lo tienen, lo que hace que aún se consumá más. Hoy dejamos de lado la fabricación a gran escala de los restaurantes y bares de comida rápida y nos centramos en una receta de tarta de manzana facilísima de realizar con unos resultados sorprendentes para poder realizar en casa.

Ingredientes

  • 300 gramos de mantequilla
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • 200 g de manzana reineta
  • 1 rama de vainilla
  • 1 cucharada de ron u otro licor fuerte
  • 250 g de harina
  • 10 g de levadura en polvo
  • 1 pizca de sal
  • 1 limón rallado
  • 150 g de azúcar
  • 5 huevos

Preparación de la tarta de manzana

Para la elaboración de este postre deberemos precalentar el horno a unos 180ºC.

Escogeremos un molde que se adapte a la cantidad y a la forma que queremos que tenga nuestra tarta de manzana. No sube mucho por lo que el molde que mejor la va es uno redondeado o cuadrado con mucha superficie horizontal y poca altura. Untaremos todo el molde con un poco de mantequilla para que no se nos quede la masa pegada al molde.

En una sartén debemos caramelizar el azúcar. El proceso de caramelización se consigue con un poco de mantequilla para que no se pegue el azúcar a fuego lento y echar azúcar hasta que este se torna líquido y de un color marrón oscuro.

Cortaremos la manzana reineta en finas láminas quitándole el corazón y la piel y salteamos junto al caramelo recién hecho, la rama de vainilla y la cucharada de ron u otro licor. Pasados uns monutos, con todo bien mezclardo, separamos la rama de vainilla y reservamos.

Para la preparación de la masa incorporamos la harina, los huevos, la levadura, la sal y la ralladura de limón y removemos.

Vertemos esa masa en el molde y colocamos las láminas de manzana por encima haciendo una forma agradable a la vista. A continuación espolvoreamos azúcar por encima.

Introducimos al horno el molde por unos 35 minutos. Podemos revisar si ya está hecha a partir del minuto 30 metiendo un palillo o un cuchillo y comprobando que sale seco.