Si se lo piensa en detalle, las posibilidades que existen en la actualidad en relación con cómo cocinar pollo son demasiadas, motivo por el cual con cierta facilidad se van a poder encontrar receta de pollo que son deliciosas y que no necesita de mucho esfuerzo para su realización.

Receta de pechuga de pollo rellena de plátano

Receta de pechuga de pollo rellena de plátano

Las siguientes son las instrucciones para poder obtener cuatro porciones de este delicioso plato. Sólo son necesarios unos 40 minutos para que todo se encuentra en condiciones de ser consumido. Es una receta de pollo exquisita.

Ingredientes de la receta de pechuga de pollo rellena de plátano

  • Cuatro piezas de plátano tabasco.
  • Cuatro piezas de pollo sabana.
  • Cuatro pizcas de sal.
  • Una pieza de hilo para bridar.
  • Dos pizcas de pimienta molida.
  • 20 g de harina.
  • 50 ml de aceite vegetal.
  • 20 g de mantequilla.
  • Un cuarto de pieza de cebolla cortada de manera fina.
  • 500 ml de leche.
  • Un diente de ajo picado finamente.

Preparación de la receta de pechuga de pollo rellena de plátano

A grandes rasgos se puede afirmar que la receta de pechuga de pollo rellena de plátano es bastante fácil de lograr, por ende, sólo es necesario que se explican los pasos y cada una de las instrucciones que se muestran a continuación.

  • Hay que empezar por salpimentar las sabanas de pollo.
  • A continuación, las debe rellenar con el plátano, el cual se los debe machacar previamente. Es importante que al final las amarre para que no se vaya a escapar el relleno.
  • Fría las pechugas de dos en dos para que el procedimiento se puede hacer de una manera óptima y con un buen sabor.
  • Ahora es el momento de calentar la mantequilla en una sartén, para incorporar el ajo y la cebolla. Lo debe saltear y añadir poco a poco la harina.
  • Es el momento de incorporar la leche fría, lo debía ser poco a poco, pero sin dejar de mover, por lo tanto, puede usar un batidor globo. Rectifique la sazón en este momento.
  • Rebane las pechugas de pollo en rodajas gruesas, para bañar cada una de ellas con la salsa que se ha preparado.

Para la presentación del plato, hay que servir de forma correcta y en rebanadas con una guarnición de frijoles si así se lo prefiere. Igualmente, antes de rebanar el pollo, hay que permitir que repose un poco.