Si se está pensando en preparar algunas de las tantas recetas sanas que existen, se propone en este caso dar prioridad a una de las recetas mexicanas más conocidas y que vale la pena darles una oportunidad en casa en algún momento.

Nos encontramos hablando de la receta de tortillas de harina caseras, porque además de ser muy sencillas de cocinar, cuentan con un sabor excelente y se van a poder combinar con absolutamente todo de una manera muy fácil.

Receta de tortillas de harina caseras

Ingredientes de la receta de tortillas de harina caseras

  • 63 g de manteca de cerdo.
  • 250 g de harina de trigo.
  • Una cucharada de sal.
  • Un cuarto de cucharadita de polvo para hornear.
  • Una taza de agua aproximadamente.

Preparación de la receta de tortillas de harina caseras

Receta de tortillas de harina caseras

Los pasos a seguir para la preparación de la receta de tortillas de harina caseras es muy fácil y pronto se va a llegar a la conclusión que vale la pena repetirla con frecuencia durante la semana en casa, porque van a complementar la mayoría de los platos que se elaboren durante los días restantes. Los pasos son:

  • Para la masa, busque un recipiente en el que debe mezclar la harina de trigo con la manteca, el polvo para hornear, la sal y añadir poco a poco el agua. Debe formar una masa tersa.
  • Es necesario permitir que repose la masa por un período de 20 minutos.
  • A continuación, corte la masa de las tortillas en porciones que sean iguales, para formar varias bolitas con sus manos.
  • Haciendo uso de un rodillo el cual debe untar de harina, tendrá que extender la ya mencionada bolita hasta que se forme una tortilla que sea delgada.
  • Para continuar con el procedimiento, debe calentar un comal a fuego medio y cocinar la tortilla por un lapso de un minuto de cada lado.
  • Cocine la tortilla está que se vaya inflando, para retirar del comal y disfrutar caliente.

En relación con las instrucciones de presentación, sirva la tortilla en un tortillero de mimbre o en su defecto en una servilleta para que no se vaya a enfriar y acompañe con los guisados que sean de su preferencia.

Hay que recordar que siempre que se hace una masa el agua va a absorberse según sea lo que la masa necesite, así que no debe verter el agua de golpe.